Blogia
la verdadera identidad de pedro calleja

Sherlock Holmes

Sherlock Holmes

Hoy, viernes 15 de enero de 2010, publico este texto informativo sobre Sherlock Holmes en el suplemento Metrópoli del diario El Mundo.

Guy Ritchie, el exmarido de Madonna, es un londinense de pura cepa, cosecha del ’68, enamorado de los bajos fondos y la mala gente. El tío tiene estilo vistiendo, un carácter sensible que encandila a la primera y un ojo cinematográfico muy contemporáneo. Sus películas son reconocibles a primera vista: Lock & Stock, Snatch. Cerdos y diamantes, RocknRolla. Comedias de acción gansteril todas ellas, repletas de secundarios patibularios y excentricidades narrativas a lo Tarantino.

Con Sherlock Holmes, este británico nacido con una flor en el culo da el salto a la primera división de la industria, poniéndose en manos del megaproductor Joel Silver (responsable de las sagas de Arma letal y Matrix). En su primer trabajo para una major de Hollywood, la Warner, Ritchie ha contado con un presupuesto de casi 100 millones de euros, más de lo que costaron todas sus anteriores películas juntas. El resultado final, en pantalla, es espectacular.

Lo primero que llama la atención en esta nueva versión cinematográfica de las aventuras del detective creado por el escritor Sir Arthur Conan Doyle hace más de un siglo, es la estética del film. El Londres Victoriano y finisecular recreado por Ritchie y sus compinches —la diseñadora de producción Sarah Greenwood (nominada al Oscar por Expiación: más allá de la pasión), el director de fotografia Philippe Rousselot (Oscar por El río de la vida) y la figurinista Jenny Beavan (Oscar por Una habitación con vistas), entre otros— está sumido en el caos de la Revolución Industrial. Es una ciudad bulliciosa, ruidosa, lluviosa, sucia, descontrolada, infestada de maleantes y en constante (re)construcción.

Allí, en el número 221B de la calle Baker, comparten piso y actividades antidelictivas el detective Sherlock Holmes (Robert Downey, Jr., Iron Man) y el doctor John Watson (Jude Law, El Imaginario del Doctor Parnassus). Nada más empezar la película, les vemos en acción repartiendo puñetazos, patadas y golpes de bastón a los esbirros de un tal Lord Blackwood (Mark Strong, RocknRolla), un espeluznante satanista que está a punto de sacrificar a una joven. Una vez detenido, encerrado y juzgado el maleante, Ritchie se entretiene explicádonos cómo viven y cómo son, en la intimidad, los protagonistas de la historia.

El Holmes de esta película no se parece nada al de películas y teleseries anteriores. Tampoco tiene mucho que ver con el de las novelas y relatos de Conan Doyle, aunque Ritchie y los guionistas Michael Robert Johnson, Lionel Wigram, Anthony Peckman y Simon Kinberg insistan en afirmar lo contrario. Disfruta horrores Downey, Jr., convirtiendo al famoso detective en un héroe de acción experto en artes marciales, pero con el carácter puñetero y autodestructivo de un doctor House pasado de vueltas.

En una de las secuencias más llamativas, Holmes participa en un combate clandestino de boxeo sin guantes (una genuina bareknuckle fight: el antecedente directo del boxeo moderno). En este tipo de combates, muy populares entre los inmigrantes irlandeses, los londinenses adinerados se mezclaban con el populacho y apostaban su pasta por alguno de los contendientes. Sherlock, descamisado y musculoso, se pega de bofetadas con un mastuerzo. Antes de rematarlo, imagina cada uno de los golpes que va a arrearle, a cámara superlenta. De esta forma, el espectador puede disfrutar dos veces seguidas con los mejores momentos de una misma pelea.

“En algunos relatos de Conan Doyle aparecen combates de boxeo de este tipo —asegura Ritchie—. El Holmes literario original era practicante de artes marciales, o sea que no resulta ilógico que fuese un excelente luchador”.

Tampoco el Watson de Jude Law se ajusta al modelo original. Más guapo, más joven, más activo y más agresivo que en anteriores ocasiones, incluso se permite el lujo de tener novia y estar a punto de casarse con ella. La chica, por cierto, se llama Mary Morstan (Kelly Reilly, Orgullo y prejuicio), y no se lleva nada bien con el cascarrabias de Holmes.

El otro personaje femenino importante que aparece en el film de Ritchie es Irene Adler (Rachel McAdams, The Time Traveler’s Wife), una peligrosa ladrona de guante blanco que tiene el privilegio de ser la única mujer que ha conseguido enamorar y sacar de quicio a Sherlock Holmes en repetidas ocasiones.

La trama del film se complica cuando Lord Blackwood regresa de la tumba para instaurar un reinado de terror con la ayuda de importantes políticos y ricachones ultraconservadores. Holmes y Watson se meten de cabeza en el barullo, se enfrentan entre sí, son traicionados, pierden la compostura, la recuperan, visitan los peores rincones de Londres y se pelean varias veces con un gigantón indestructible (Robert Maillet, 300).

Para terminar, un par de referencias. Ritchie ha confesado haber visto una treintena de veces Dos hombres y un destino, el clásico sesentero de George Roy Hill, con Robert Redford y Paul Newman haciendo de magnética pareja de forajidos. La relación entre Holmes y Watson en su película recuerda un poco a la de Redford y Newman, salvando las insalvables distancias. Por otra parte, la banda sonora de Hans Zimmer (Piratas del Caribe, El caballero oscuro) incluye algunos compases de El bueno, el feo y el malo, de Ennio Morricone, a modo de guiño cinéfilo.

EL MISTERIOSO COMIC QUE INSPIRO LA PELICULA. Warner Bros. puso en marcha el proyecto de Sherlock Holmes después de ver una versión en cómic escrita por Leonard Wigram y dibujada por John Watkiss, en la que se ponían de relieve las aptitudes boxísticas y espadachinas del detective. El cómic no se hizo con la intención de publicarse, pero Wigram acabó ejerciendo de coguionista y coproductor del film.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

p -

en EL MUNDO, a veces, optan por elegir una película reciente de un actor, en vez de una que sea más significativa... por eso han preferido EL IMAGINARIO DEL DR. PARNASSUS a, qué sé yo, CLOSER...

pétula -

Pues parece una utentica, mierda!! aunque los dos protagonistas molan *_*

Una cosa me ha parecido extraxo que contextualices a Jude Law por el Imaginario del... apenas salia 5' y el chico como que cuenta con bastantes protagonistas desde los 90! Un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres