Blogia
la verdadera identidad de pedro calleja

El hombre lobo

El hombre lobo

Ayer, viernes 12 de febrero de 2010, publiqué este texto informativo sobre El hombre lobo en el suplemento Metrópoli del diario El Mundo.

Oficialmente, la primera película de hombres lobo que triunfó en taquilla fue El hombre lobo, de George Waggner, que se estrenó en 1941. Producida por Universal y protagonizada por Lon Chaney, Jr., asentó las bases dramáticas del personaje, convirtiéndolo en un icono del género comparable a Drácula o el monstruo de Frankenstein. Desde entonces, se han rodado centenares de historias licantrópicas, algunas tan desenfadadas como Un hombre-lobo americano en Londres, de John Landis, o De pelo en pecho, con Michael J. Fox. La que ahora llega a nuestras carteleras, también producida por Universal y también titulada El hombre lobo, se inspira directamente en el clásico de los años cuarenta. Es un remake en toda regla.

Basándose en el argumento original de Curt Siodmak, los guionistas Andrew Kevin Walker (Sleepy Hollow) y David Self (Camino a la perdición) nos proponen en esta nueva versión una trama de ambientación victoriana y tono gótico, con maldición familiar, asesinatos sangrientos y romances imposibles. Lawrence Talbot (Benicio del Toro, Che, el argentino), un actor de origen noble traumatizado por la extraña muerte de su madre, regresa al hogar familiar tras ser informado de que su hermano mayor ha desaparecido misteriosamente. Allí se reencuentra con su severo padre, Sir John Talbot (Anthony Hopkins, El silencio de los corderos), y con la bella novia de su hermano, Gwen Conliffe (Emily Blunt, El Diablo viste de Prada).

Talbot no tarda en percatarse de que algo grave sucede en la región donde se asentaron sus ancestros hace varios siglos. En las noches de luna llena, una bestia salvaje acecha en la espesura de los bosques y en las inmediaciones de los caminos transitados por los lugareños. Muchos de ellos han sido atacados y han muerto de una forma espantosa. El caso esta siendo investigado por el inspector Aberline (Hugo Weaving, El Señor de los Anillos), de Scotland Yard, quien está convencido de que todo es un montaje estrafalario para encubrir al verdadero culpable de los crímenes. No opina lo mismo Maleva (Geraldine Chaplin, Imago Mortis), la reina gitana.

Talbot trata de dar caza a la bestia, pero, por desgracia para él, acaba malherido e infectado del mal de la licantropía. A pesar de que su padre le instruye acerca de la maldición, el desgraciado protagonista del film las pasa canutas durante las noches de luna llena. Transformado en un lobo con forma de hombre (o viceversa), se siente incapaz de controlar sus instintos animales, poniendo en peligro a las personas que ama.

“El hombre lobo era uno de los pocos personajes clásicos de Universal que quedaban por actualizar —señala el coproductor Scott Stuber (responsable también de la saga de La Momia)—. Para todos los que hemos estado involucrados en el proyecto, suponía un reto enorme encontrar la fórmula perfecta para seducir a las nuevas generaciones. Y creo que lo hemos conseguido acentuando el carácter irracional e incontrolable del monstruo: todos llevamos dentro un hombre lobo que estalla de ira ante ciertos estímulos”.

La idea de producir una nueva versión de El hombre lobo surgió hace tres años. El primer realizador contratado por Universal para hacerse cargo de la misma fue Mark Romanek, un veterano director de videoclips que había trabajado con artistas del calibre de Michael Jackson, Madonna, David Bowie, R.E.M. y Red Hot Chili Peppers. Unos meses antes de iniciarse el rodaje, Romanek se apartó (o fue apartado) del proyecto y dejó vacía la silla de director, que acabó siendo ocupada por Joe Johnston.

Johnston, un texano de sesenta años, comenzó a trabajar en el mundo del cine a finales de los setenta, ejerciendo labores de técnico en efectos especiales. En su curriculum figuran títulos como La guerra de las galaxias y En busca del Arca perdida. En 1989, debutó como director con Cariño, he encogido a los niños, que fue seguida por Jumanji (1995) y Jurassic Park III (2001), entre otros éxitos de taquilla. Antes de rodar El hombre lobo, se ocupó de Océanos de fuego (2004), protagonizada por Viggo Mortensen.

“Para mí, ha supuesto un regalo enorme encargarme de El hombre lobo —afirma Johnston—. Se puede decir que es mi personaje terrorífico favorito. De niño, me fascinaban la viejas películas de terror de Universal. Ya sabes, Boris Karloff interpretando al monstruo de Frankenstein y a la Momia, Bela Lugosi encarnando al Conde Drácula... ¡Eran increibles! Pero había algo en el hombre lobo de Lon Chaney, Jr., que me tocaba la fibra sensible. Su tragedia me afectaba más que las otras”.

Con un presupuesto estimado de 85 millones de dólares, El hombre lobo se filmó en los meses de marzo, abril, mayo y junio de 2008, en diversas localizaciones del Reino Unido. El pueblo medieval de Castle Coombe, en Wiltshire, se convirtió en el ficticio Blackmoor, donde transcurre el grueso de la acción. La Chatsworth House, residencia de los duques de Devonshire, se transformó en la mansión de los Talbot. La banda sonora original, inspirada por la partitura del polaco Wojciech Kilar para Drácula de Bram Stoker, es obra de Danny Elfman. Del vestuario se encargó Milena Canonero (Oscar por María Antonieta).

Como es lógico, el apartado de los efectos especiales está especialmente cuidado en este remake. Para transformar a Benicio del Toro en un licántropo fue necesario combinar los talentos del legendario maquillador Rick Baker (que ganó su primer Oscar con Un hombre-lobo americano en Londres) y el supervisor de efectos especial visuales Steve Beggs (Batman Begins). “Hemos mezclado prótesis reales con imágenes generadas por ordenador —señala Johnston—. El resultado final es espectacular. Nunca se habían visto transformaciones como éstas en una gran pantalla”. Aplicarle el maquillaje de monstruo peludo a Del Toro suponía tres horas de trabajo (y una hora más para quitárselo).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

p -

a ver si me lo envían pronto de la redacción de fotogramas... si no es así, se lo pediré... gracias por leerme

Juan Andres Pedrero Santos -

De nada hombre, si yo se que es un patinazo. Como se va a equivocar así un experto en el género como tu. Por cierto, supongo que te habrá llegado mi "JOHNNY WEISSMULLER.BIOGRAFÍA", para su reseña en Fotogramas, a ver si éste te gusta...:-)

p -

corregido... gracias... menudo patinazo... por cierto, a mí me gustó bastante UN HOMBRE LOBO AMERICANO EN PARIS... los bichos eran potentes... y la chica era Julie Delpy... mmm

Juan Andres Pedrero Santos -

Un hombre lobo americano en Paris, ¿de JOhn Landis?.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres