Blogia
la verdadera identidad de pedro calleja

Oto Matic Lofer

Oto Matic Lofer

Para mí, la música electrónica espacial es esto: 1) Barbarellona macizorra de extrarradio con botas hasta medio muslo, bañador selenita y supercapa a juego; 2) Voz de discodiva filtrada por sintetizadores de primerísima generación; 3) Base rítmica plagiada de alguna mítica frecuencia repetitiva Made In Giorgio Moroder; 4) Estribillo flotante, de subidón marciano, amariconado e inolvidable: "See Me, Feel Me, Hear Me, Love Me, Touch Me"; 5) Coro robótico masculino de apoyo: "I - Am - Your - Auto - Matic - Lover."

Sí, amigos y amigas: en mi poco modesta opinión, el hit británico "Automatic Lover", interpretado por Dee D. Jackson en 1978, es genuina música eléctronica espacial. De ésa que le teletransporta a uno instantáneamente —sin tener que despegar los pies de la pista de baile— a zonas inexploradas del Universo.

(No. ¡Alto ahí! Acabo de acordarme de un ejemplo mejor. "Automatic Lover" está bien, pero existe otra canción mucho más galáctica: "Starship 109", también del 78. La interpretaba Mistral, el trío que, con toda probabilidad, sirvió de inspiración a los estilistas de Camela en sus videoclips de ciencia ficción.)

Mistral: dos tíos y una tía. Ella parece la embajadora de un planeta prohibido habitado por taciturnas amazonas. Va envuelta en plata plastificada de arriba a abajo: botines, pantalón, manguitos y chaqueta con solapas estratosféricas que se transforman en hombreras de punta. Sus acompañantes posan con la guitarra y el bajo a la altura del pecho; a simple vista, llevan disfraces de Abeja Maya en versión mutante. El de la derecha tiene pinta de emigrante español de los 70. Podría ser un primo lejano de los Chunguitos que perdió la memoria en pleno subidón de pastis.

La música que interpreta esta avanzadilla marciana produce un fuertísimo efecto balsámico. La melodía transporta; el tono de voz encandila; los arreglos electrónicos enternecen. El ritmo lo marcan unos rasgueos de guitarra flamenca electroadulterada . "Añoche tuve un sueño", confiesa la protagonista de la letra: desamor, tristeza, dolor, viaje a los confines de la galaxia, otra oportunidad... Antes del climax final, mientras la cantante tararea el estribillo cerrando los ojos, se escucha la vocecilla de una azafata del futuro anunciándonos la llegada a un planeta muy, muy lejano.

Lo dicho: a pesar de su esencia de bolero kitsch (ideal para disfrutarse en un reservado de discoteca periférica), "Starship 109" es lo que yo entiendo por buena música electrónica espacial. Justo por encima de "Automatic Lover", de la pneumática Dee D. Jackson.

¿Dee D. Jackson? ¿No era suya también "Meteor Man"?

© 2004

Para ver un playback televisivo de Mistral interpretando "Starship 109", clicad aquí.

Para ver un playback televisivo de Mistral (con su formación de 5 miembros: 2 chicas + 3 chicos) interpretando "Neon City". clicad aquí.

Para ver a Dee Dee Jackson haciendo un playback televisivo de "Automatic Lover" en el mítico programa de TVE "Aplauso", clicad aquí.

Para ver el videoclip original de 1978 de "Automatic Lover" de Dee Dee Jackson, clicad aquí.

Para ver el videoclip de la estupenda versión que hizo Jay Jay Johanson de "Automatic Lover", clicad aquí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

c -

qué risa me ha dado leer esto.gracias.

alelo 334 -

En el apartado masculino existian por entonces LOS ROCKETS con su tema ON THE ROAD AGAIN....como teloneros hubiera sido fastastico verlos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres